Clasecitas de honestidad

29

Con el caso de la maestra Delfina Gómez, sostenida en el cargo a pesar de haber retenido indebidamente el 10 por ciento de los salarios de al menos 400  trabajadores del Ayuntamiento de Texcoco, se subraya que en el presente la corrupción no se barre de arriba hacia abajo, es más, nisiquiera se echa debajo de la alfombra.

Lo mismo sucede en otras dependencias donde la impunidad es sinónimo de fortaleza para la corrupción, un ejemplo, la operación desde el 2018 fuera de la ley de las grúas de arrastre GATSA, protegidas por sus relaciones con el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García y el mismo Éric Patrocinio Cisneros Burgos, secretario General del Gobierno veracruzano, sin dejar de lado el blindaje que les ofrece la Fuerza Civil.

No robar, no mentir, no traicionar al pueblo es solamente un slogan engañabobos, pues para ellos: Cuitláhuac, Cisneros, y los mandos de la Fuerza Civil con las grúas GATSA, no es suficiente con operar ninguneando a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), su droga  es ignorar las necesidades de los habitantes que viven en la zona huasteca vecina de Tamaulipas, donde para no variar, han introducido la piratería de grúas de arrastre, violentando sobre todo los derechos humanos de los conductores que son víctimas de este modus operandi y engañando al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Desde que llegó la 4T a Veracruz entraron las Grúas GATSA, pero hace apenas unos  meses comenzaron a llegar a las ciudades del norte de Veracruz estas grúas de arrastre sin placas, ni permisos federales para operar; los mismos conductores de estas actúan con prepotencia en contra de los conductores siniestrados, pues aseguran estar blindados y protegidos por el gobernador y el jefe de la política interna veracruzana, su alcance les lleva a poder desmantelar y desaparecer automóviles sin que nadie pueda detenerlos, pero si por algún motivo enfrentan un contratiempo, tienen en el norte de Veracruz como primer respondiente solapador de este acto de corrupción al Comandante de la Fuerza Civil de Pánuco, Andrés Salgado.

La crisis política veracruzana es una avalancha, crece conforme se acerca el inicio de las nuevas administraciones, pues los alcaldes electos de Morena ya señalan al mismo secretario general de quererlos tener bajo control, les hostiga y extorsiona diciéndoles que deberán pedirle permiso para dar de alta a sus colaboradores en las respectivas nóminas municipales que están por iniciar el próximo mes de octubre.

La impunidad como principal poderío del compadrazgo que gobierna Veracruz peor que en los tiempos de JaviDu,  hacen la corrupción tan grande como la 4T, todo esto aunado al desamparo y olvido que sufren las ciudades del norte veracruzano desde Poza Rica, Tuxpan, Álamo, Naranjos, Amatlán, Tamiahua, Tantima, Pánuco, Tampico Alto y Pueblo Viejo, entre otras, hasta donde ha llegado la nueva crisis social y de seguridad con la operación pirata de estas grúas GATSA, que sin placas, ni concesiones generan una competencia desleal a las bien establecidas, y su modus operandi al margen de la ley pronto podría provocar un shock en la movilidad del noreste de México, pues no se descarta que en los siguientes días las grúas de arrastre operadas bajo las normas, reglas y lineamientos dictados por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a cargo de Jorge Arganis Díaz Leal, estarán bloqueando las carreteras federales e interestatales en Veracruz norte.

La justicia en el presente es tan selectiva como en el pasado, pero la diferencia es que hoy todos los días se dice misa y se actúa poco por el bienestar de los de abajo.

En la intimidad… Muy campante en Tampico anduvo Arturo Diez Gutiérrez, dice que va a pintar de naranja Tamaulipas; algo similar dijo Gustavo Cardenas, que barrería… a ver si es cierto, la única realidad es que tiene labia como si fuera priísta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here