NXIVM se apoderó de Morena

351
“Presidente espurio”, le dicen a Mario Delgado a lo largo y ancho de México, algunas tribus de caníbales morenistas. Lo descalifican y quieren tratar como en su momento ningunearon a Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, pero Mario  Delgado, polémico también por su participación en la secta sexual NXIVM aún tiene la oportunidad de reivindicarse.
Si fue uno de los impulsores, promotores y defensores de la candidatura a Félix Salgado Macedonio, junto con el presidente Andrés Manuel López Obrador, es porque Félix, asegura el triunfo y es precisamente Guerrero, el bastión de Morena; dirían por ahí los mexicanos tenemos los gobernantes que merecemos. Por tanto, de esa detestable decisión, solo el triunfo electoral salvará hacia el interior de su partido a Delgado, Macedonio y Obrador.
Pero hay otras entidades como Michoacán, Nuevo León o Tamaulipas, donde también habrá elecciones y Mario Delgado, deberá poner a sus mejores gallos pues en la boleta no vendrá ahora el nombre de López Obrador, tampoco ningún otro político como el presidente con ese carisma (aunque también hay muchos que lo detestan) y la otra realidad es que Morena debe pagar las facturas de su incapacidad gubernamental.
Pero cuando hablamos de que Mario Delgado, como presidente nacional de Morena, debe elegir a sus mejores prospectos, no es porque los ciudadanos queremos que pongan a los políticos como su “toro” Macedonio o Clara Luz, la candidata a gobernador de Nuevo León, que no hila un par de palabras, y quien por cierto, también tiene amplia experiencia en la secta sexual NXIVM, del polémico Keith Raniere, prisionero por tráfico y explotación sexual, en donde Clara Luz, fue coach “faja amarilla”.
No, esos no son los políticos que quisiéramos ver en la boleta electoral representando al partido de la esperanza, de ninguna manera son las personalidades que le gustaría ver al electorado en representación del pueblo sabio; ni como gobernantes ni siquiera como candidatos y mucho menos representando al partido del Gobierno de la República que guste o no, representa a todos y cada una de las personas de nacionalidad mexicana.
Así que Mario Delgado, si en realidad usted no fue partícipe colaborador de NXIVM, hubo muchas mujeres y hombres que sí, y toda relación con la secta sexual debe ser suprimida de la vida pública de México, porque tanto peca el que mata a la Vaca como el que calla, solapa y agarra la pata para violar a la dama.
No olvidemos que fue una élite mexicana la que le abrió las puertas de nuestro país a la secta sexual, que sin esos poco más de once mexicanos allegados y asociados a Keith Raniere, este hombre no hubiera tenido tanto poder, tampoco hubiese podido hacer tanto daño, principalmente a las mujeres.
No, no  don Mario Delgado de ninguna manera usted debe olvidar que se vendió ante la sociedad como una víctima, y que gracias a ese grupito de mexicanos todo ese abuso ya cometido por Raniere… por cierto, connacionales que muchos de ellos se contactaron y conectaron con la secta desde Tampico, Tamaulipas.
@dect1608

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here