Madrid regresa al confinamiento

67
FOTO DE ARCHIVO: Vecinos del madrileño barrio de Usera llevando mascarilla. Madrid, España. 19 de septiembre de 2020. REUTERS/Javier Barbancho

MADRID (Reuters) – Cerca de cinco millones de madrileños no podrán salir de sus localidades a partir de la noche del viernes, convirtiéndose en la primera capital en regresar al confinamiento, si bien parcial, para hacer frente a la segunda ola de la pandemia de coronavirus.

Los restaurantes y bares de la capital y de nueve ciudades dormitorio densamente pobladas cerrarán antes y reducirán su aforo a la mitad en el peor foco actual de COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, de toda Europa.

Las nuevas restricciones, que comenzarán a las 10 pm (2000 GMT), no son tan estrictas como las del confinamiento de mediados de marzo, cuando se decretó a escala nacional y se prohibió a la gente salir de sus casas.

Esta vez, la población afectada podrá acudir al trabajo, a hacer compras, a la escuela o al hospital, pero verán limitados otros movimientos y sufrirán restricciones de aforo en establecimientos comerciales.

Las autoridades recomiendan ahora a los residentes que no salgan salvo en casos estrictamente necesarios, pero la movilidad no está prohibida dentro de la capital.

En cualquier caso, muchos madrileños están cansados del largo pulso político que mantienen el Gobierno central de izquierda y el Ejecutivo regional, generando incertidumbre sobre la aplicación y eficacia de las medidas.

«Llevamos ocho meses con mascarillas y sin bares de copas y fiestas, y todavía hay contagios. Entonces, ¿qué tipo de impacto tendrán estas restricciones?», dijo Sonny van den Holstein, propietario del restaurante Sanissimo.

«La gente está confundida y dudan si salir o no», añadió, justo cuando le estaba llamando un cliente para cancelar una reserva que tenía para el sábado. «Otra cancelación … porque tienen miedo».

El gobierno regional dirigido por la conservadora Isabel Díaz Ayuso cumple así a regañadientes con la orden del Gobierno central, dirigido por una coalición de izquierdas encabezada por el Partido Socialista.

Las reuniones de más de seis personas siguen estando prohibidas tanto en interior como en exterior, pero esta vez los parques y las zonas infantiles de juego permanecerán abiertas.

DESAFÍO LEGAL

El consejero regional de Justicia e Interior, Enrique López, pidió disculpas a los madrileños y dijo que se veían obligados a adoptar las nuevas restricciones. No obstante, el Ejecutivo regional ha recurrido la orden del Ministerio de Sanidad ante la Audiencia Nacional y solicitado su suspensión cautelar, preocupado por el impacto de las nuevas restricciones en la economía.

López cifró las pérdidas económicas para la región en más de 8.000 millones de euros.

En su cuenta de Twitter, Díaz Ayuso arremetió contra el presidente del Gobierno central. «Desde mañana podrás llegar a Madrid desde Berlín pero no desde Parla (uno de los municipios madrileños afectados). Gracias por el caos, Pedro Sánchez».

El líder socialista, que el viernes estaba en una cumbre de la UE en Bruselas, había dicho antes: «Todas las decisiones se basan en criterios científicos con un único objetivo: salvar vidas».

Con 859 casos por cada 100.000 habitantes, de acuerdo con las cifras de la Organización Mundial de la Salud, la región de Madrid es la zona más afectada de Europa por la COVID-19.

España ha registrado hasta este viernes un total de 789.932 casos de coronavirus, más que cualquier otro país de Europa Occidental, y más de 32.000 muertos. Las muertes diarias están ahora cerca de sus niveles más altos desde principios de mayo, con un promedio pero lejos del récord de 900 muertos diarios marcado en finales de marzo, en el punto álgido de la primera ola de la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here