La mansa aceptación

61
Me espanta
Me indigna
La mansa aceptación de la masacre
Matan a una familia: la indignacion dura solo unas horas
La versión oficial se impone
Los bots se lanzan a justificar el asesinato
Los jefes callan
Peña sigue como si nada
Nadie habla de, siquiera, de revisar la estrategia
Ese fue el twitter que publicó Epigmenio Ibarra, a las 10 horas con 12 minutos del miércoles 28 de marzo de 2018. Lo tengo muy presente porque iba en relación al ataque de un helicóptero de la Secretaría de Marina Armada de México (SEMAR), a una camioneta familiar de civiles inocentes en Nuevo Laredo, Tamaulipas; luego de que las tropas de la Marina habían sido emboscadas en una trampa mortal.
Qué si se lo dedicó al estadista Enrique Peña Nieto, qué si no le dedica uno igual al actual presidente Andrés Manuel López Obrador. En realidad eso es lo de menos, eso ni de broma debería importar; lo más grave y triste es que las cosas en ese sentido siguen igual. Quizás peor.
La descomposición social en México, nos rebasó; en Tampico, hace unos meses una mujer  que tortura, mata y deja amarrada de pies y manos a su víctima, a su hermana; un niño secuestrado y brutalmente asesinado por gente cercana a su familia, esto en Ciudad Victoria, también Tamaulipas, apenas unos días atrás. En ninguno de los casos tiene que ver directamente la delincuencia organizada, pero esa crueldad la mamó la sociedad y ahora actúa igual.
En efecto, es la maestra apología del delito la máxima catedrática que encontramos en la televisión convencional, en el cine, el Netflix, en las series de narcos y películas de balazos; Sí, en los videojuegos también. Es doña apología que con la ayuda de las tecnologías deshumaniza severamente hasta convertirse en otro gran problema social, un mortífero asunto que se debe solucionar con acciones concretas mas allá de un beso y un abrazo.
Mañana sábado se cumple una semana de que en Ciudad Madero, en la costa sur del estado de Tamaulipas, se reportó como desaparecida la señora Norma Alicia Ramírez Vital, a la fecha nadie sabe nada, nadie ha solicitado rescate. La esperanza de encontrarla con vida, agoniza.
Aunque en realidad, luego de que este jueves encontraran sin vida el cuerpo de una mujer en una brecha cercana al río Pánuco, en la Colonia La Barra, el panorama se convirtió aún más adverso; la esperanza perdió el pulso.
Fue en la mañana cuando unos pescadores reportaron el hallazgo en un camino próximo al Centro de Estudios Tecnológicos del Mar (CETMAR), extraoficialmente las condiciones en las que fue localizado el cuerpo indica que pudo haber sido un grupo criminal, sin embargo, en la Zona Metropolitana de Tampico, al sur de Tamaulipas, la maestra apología del delito va ganando la batalla ante los principios, valores, respeto a la vida y empatía con el prójimo, aquí hasta a un estudiante del Tecnológico de Ciudad Madero, se le hace fácil amenazar con rafaguear a sus compañeros y maestros, al grado de suspender las clases; aquí en donde el tema de la salud mental se inventa la mayoría de la sociedad es para los débiles de mente, y no lo ven como una estrategia más que impida masacres, y asesinatos al estilo de las películas de terror… hoy una mujer más fue asesinada en el México que espanta e indigna.
Ya sé que somos más los buenos, pero lo inhumano nos está gobernando.
@dect1608

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here