Exigen en la Pescadores a criminales de Padre Jesuita entreguen el cuerpo

"No merecía morir así": claman consternados los vecinos del populoso sector donde el párroco Mora evangelizó por más de 20 años. Dicen que daba todo a su prójimo. Desean que localicen su cuerpo lo entreguen a la familia para darle cristiana sepultura

40

Tampico, Tam.- Al manifestar que han sufrido una gran pérdida con el fallecimiento del padre Jesuita Joaquín Mora Salazar ocurrido en días pasados tras ser ultimado por gente armada en el estado de Chihuahua junto con otro Sacerdote, vecinos de la colonia Pescadores claman justicia pues señalan que el párroco no debió morir así y piden a los criminales que entreguen el cuerpo a sus familiares para que le puedan dar cristiana sepultura.

Afuera de la capilla San Rafael Arcángel de la colonia Pescadores, las vecinas, de avanzada edad, mostraron fotos como parte del recuerdo que les quedó del sacerdote y dijeron que el próximo domingo, en esa parroquia le van a hacer una misa.

«Estamos todos consternados. Vimos la noticia y no lo podíamos creer. El Padre ayudó mucho a la colonia Pescadores, siempre apoyó a la gente más humilde, hizo mucho por la capilla, era un padre muy accesible, muy buena onda con la colonia cualquier cosa que se nos ofrecía él estaba luego luego presto a apoyar a la gente, apoyaba con despensas o lo que se ofrecía, él era muy buen padre», dijo doña Natividad Tristán.

Con lágrimas derramando por sus mejillas la mujer contó que ese sacerdote trabajó muchos años en ese sector cuando la capilla estaba ubicada en la esquina de las calles Clavel y Tancol.

«Luego dieron permiso los Peralta e hicieron ésta. Ahorita ya donaron a la colonia la iglesia. Antes no era de nosotros sino de los padres Jesuitas ahorita ya es de la comunidad», explicaron.

Junto a ella estaba doña Martha quien comentó que lo recuerdan con mucha tristeza pues el siempre los visitaba y no se olvidaba nunca de la colonia. «Siempre venía y andaba recorriendo las casas de los que no lo veían, cada año venia porque la señora Vicky Lee lo apoyaba con gastos pero ella murió y ya se acabaron las visitas del padre a Tampico.»

Comenta que ese padre Mora conocía a todos los de la colonia y a los hijos de estos a quienes les heredó buenas costumbres como amar al prójimo y todo lo que conlleva con la Iglesia «ayudaba mucho a la gente pobre».

Dijeron que los padres daban clases en el Cultural por lo que no se podían quedar a vivir en la parroquia y por eso sólo los visitaba.

Al hablar del crimen del que fueron víctimas el padre Mora y otro sacerdote, las vecinas de la Pescadores señalaron «no supimos sólo de repente nos enteramos y no lo podía creer. El padre no merecía morir así, estamos consternados no nos imaginábamos que fuera a terminar así», señalaron.

Expresaron que ellos piden que se haga todo lo posible para que encuentren su cuerpo y exigieron de manera pública a quien sepa el paradero de ellos que lo entreguen a su familia y le den cristiana sepultura como acostumbran en la Iglesia católica.

Recuerdan que el padre protegía a la gente y dio la vida por otros «por salvar al prójimo».

Los vecinos del populoso sector van a hacer novenario en honor al sacerdote Jesuita fallecido y el próximo domingo a las 7 de la tarde en la parroquia donde oficiaba, la San Rafael Arcángel oficiarán una musa en su honor. «Es una gran pérdida para nosotros», finalizaron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí