La política mexicana en manos de unos chiflados

79
Bastante sensible y delgada es la costra que cubre el corazón del cuatroteismo en el país. El Gobierno de la Ciudad no soportó una manifestación “pacífica” de la oposición afuera del Congreso de la Ciudad de México y Claudia Sheinbaum los contuvo a golpes y garrotazos de los granaderos, hubo sangre, unas gotas, pero sangre al fin.
A la goma los besos y abrazos que pregona el presidente Andrés Manuel López Obrador, a los morenistas de la CDMX también les da por contener a chingadazos a sus adversarios y más cuando estos logran juntarse para apersonarse al exterior del Congreso local para impedir un albazo, sólo que fueron detenidos y neutralizados a garrotazos; incluso la alcaldesa electa de la Álvaro Obregón, Lía Limón, recibió un golpazo en la nariz provocándole una herida menor, pero resultado inequívoco de la violencia.
La también presidente electa de la Cuauhtémoc,  Sandra Cuevas, andaba en la manifestación, tuvo que ser cargada como rockstar para liberarla de las agresiones policiacas que envió según los neoliberales electos el mismo Martí Batres, recientemente nombrado Secretario General de Gobierno por la gobernadora Claudia Sheinbaum.
Tan mal el agresor como el provocador, pues claro que a esos niveles de la política no dudamos que Martí, Sheinbaum, Sandra y Lía compartan memes y demás sonseras en grupos de WhatsApp; bueno, también cosas interesantes de la agenda pública del país, el asunto que esa clase de ciudadanos se conocen entre sí, quizás hasta la ex diputada federal por Tamaulipas, Mariana Rodríguez Mier y Terán, sobrina de Egidio Torre Cantú, ha de estar entre esos grupos, amigos en los clubes sociales, pero “enemigos” ante el electorado y en la boleta.
Por cierto Mier y Terán, el domingo pasado terminó su gestión como diputada federal, fue de las férreas priístas que defendió la gobernabilidad de Tamaulipas durante la campaña por el desafuero al gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, la tamaulipeca como ya tiene una agenda más olgada, andaba en la protesta, se le vio en todo momento con cara de espanto detrás de su compañera Lía Limón.
Otro que estuvo muy al pendiente de lo que sucedió con los manifestantes en la Ciudad de México fue Guadalupe Acosta Naranjo, recientemente nombrado como titular de la Oficina de Representación del Gobierno de Tamaulipas en la CDMX. El ex diputado federal se subió al tren del mame y tuiteo: “a Ovidio déjenlo ir, a Lía no la dejen entrar #Filosofia4T”, escribió.
En la intimidad… Ya que hablamos de protestas ayer lunes se conmemoró el día internacional de los desaparecidos, y no hubo ningun tipo de manifestación de todos aquellos que ayer pedían por las víctimas de gobiernos anteriores, hoy como están la nómina federal o son regidores como Hugo Peñaloza, otros incluso están por llegar a ocupar algún cargo gubernamental se olvidaron de las cartulinas y pancartas, se olvidaron de las víctimas por las que gritaban. No se les vio, ni escuchó por las calles del sur de Tamaulipas ¡hipócritas!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here