Un futuro incierto le espera a México tras la pandemia: UNAM

89

Preguntar qué pasará con los cubre bocas desechables que van a los depósitos de basura ordinarios, plantear los escenarios económicos para algunos estados ante la disminución de hasta 20% en el envío de remesas de Estados Unidos o analizar el impacto en la educación por la crisis sanitaria son algunos de los temas que mantienen ocupados a los investigadores de la UNAM.

Desde el 30 de enero, la UNAM creó la Comisión para Atención de la Emergencia de Coronavirus para dar seguimiento a la información científica y académica que se generaba sobre la nueva enfermedad provocada por el SARS-CoV-2.

Se trata de una iniciativa que ha generado una plataforma en línea con entrevistas cortas a sus investigadores que explican de manera breve y sencilla las implicaciones de la pandemia en distintos sectores.

El sitio que actualiza diariamente el número de casos de COVID-19 en México y en el resto del mundo, dispone de una galería con recomendaciones sobre la enfermedad y genera información semanal sobre temas coyunturales relacionados con la pandemia y el confinamiento social.

Por ejemplo, se presenta una entrevista con la especialistas en manejo de desechos Nancy Jiménez Martínez para entender los efectos del paro temporal de las actividades de reciclaje y separación.

La investigadora explica que la emergencia sanitaria generó un conflicto entre el manejo de residuos peligrosos (como los biológico-infecciosos) y los residuos sólidos urbanos, pues no hay depósitos especiales para los desechos con riesgo de contagio que se generan en los domicilios.

“Esto (la pandemia) va a tener un impacto negativo en la lucha que ya se había emprendido contra los plásticos de un solo uso”, advierte la investigadora que forma parte del proyecto “Basura Cero”, pues se ha visto un incremento en el uso de agua embotella, cubre bocas, mascarillas, guantes y toallitas desinfectantes desechables.

Respecto a la recesión económica que se avecina, los especialistas de la UNAM estiman una caída de 20% en el envío de remesas a México. Marcos Valdivia López, investigador del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM), asegura que los  36 mil millones de dólares que cada año envían los connacionales a su familiares es 1.3 veces superior al gasto que actualmente el Gobierno Federal destina a programas sociales y apoyo a pequeñas y medianas empresas.

Valdivia López es uno de los autores del informe “Impacto del COVID-19 sobre el envío de remesas a México y sus efectos” y explica que aunque el monto de las remesas disminuya seguirá siendo una importante fuente de apoyo a la economía.

De hecho, en el análisis de otros investigadores también publicado en este portal se hace referencia a cómo la emergencia sanitaria ha hecho más evidente la desigualdad social en el país, especialmente entre 71% de la población indígena que vive en condiciones de pobreza y que no cuenta con seguridad social.

El sitio avalado por la UNAM también incluye contenidos para valorar a los trabajadores del sector salud, ya que se ha demostrado que el personal de primer contacto con enfermos de COVID-19 tiene un mayor riesgo de presentar un deterioro de su salud mental.

Además contiene gráficos descargables para saber qué hacer en caso de presentar síntomas de COVID-19, recomendaciones para hacer las compras y cómo recibir pedidos a domicilio, así como consejos para evitar el estrés durante el confinamiento social. Incluso presenta un Top Ten de las tecnologías para la educación a distancia y reglas básicas para hacer más eficiente la enseñanza virtual.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here