El IMSS la puerta al más allá

45
David Ed Castellanos Terán
@dect1608
“Mi mamá hablaba, comía, se reía; si bien no caminaba porque dependía de su silla de ruedas ella todavía tenia animo de hacer bromas; pero después de la cirugía. La dejaron morir en el IMSS”.
– Testimonio de Alex, hijo de Doña Julia Campos Vásquez, internada el 22 de diciembre y muerta cinco días después, cuando tenia 66 años de edad.
Historias como esta se atestiguan diariamente en el Sistema de Salud en México, si no es en el Instituto Mexicano del Seguro Social, es en el ISSSTE o cualquier otra dependencia publica de salud de todo el país; Doña Julia, ingresó al Hospital Regional Numero 6 en Ciudad Madero, Tamaulipas., para ser valorada por una llaga en la espalda baja; la metieron a quirófano para una cirugía ambulatoria, salió plena de sus facultades, pero luego la abandonaron en una cama desafiando la paciencia y relaciones de sus familiares a las que les enlutaron las fiestas decembrinas.
El presidente Andrés Manuel Lopez Obrador, le llama corrupción; los trabajadores: camilleros, enfermeras, doctoras, doctores, y personal de limpieza le dicen, sistema político; los enfermos sobrevivientes, identifican esto como un calvario; mientras que los familiares de los pacientes solamente sobreviven al dolor de ver morir a un ser querido mientras son observados por la deshumanización de la mayoría del personal medico.
“después de su cirugía ella estuvo bien pero como pasaron varios días sin que fuera revisada, ni valorada, ni atendida por los doctores; mi mamá fue perdiendo sus fuerzas, y su ritmo de vida fue decayendo hasta morir cinco días después de que la intervinieron por una llaga. Pasaron los días sin que nadie fuera a verla”
– Es el decir de Alex, hijo de doña Julia, una mujer que tenia muchas ganas de vivir, pero la corrupción o ahora llamadas fugas en el sistema de salud la acabaron. Dicen que fue negligencia, el medico cirujano, argumenta que fue culpa del internista; el internista que todo es culpa del cirujano; mientras que el personal de enfermería se refugiaba entre las miradas y frías conductas de zoombies vestidos de blanco infestados por la malaria política que infecta y acaba con todo, hasta con las buenas intenciones de las nuevas generaciones de enfermeros, médicos y doctoras, una peste que ahora cobró la vida de doña Julia, quien sabe a cuánto mexicano más a lo lago del territorio nacional.
La familia de doña Julia, tuvo que suplicar ayuda afuera del Instituto Mexicano del Seguro Social, en Ciudad Madero –Hospital que atiende a toda la población del sur de Tamaulipas, norte de Veracruz, y de las huastecas potosina e hidalguense. Más de tres mil diariamente-, cuando digo tuvo que pedir ayuda afuera del IMSS, me refiero a que cruzaron llamadas telefónicas, mensajes, citas personales con políticos, empresarios y demás personaje tamaulipeco que tuviera comunicación directa con el Dr. Juan Ramírez, director del Hospital Numero 6, pero todo fue en vano, pues a doña Julia, la atendían por momentos, le agilizaban algún tramite y en menos de siete dias la mandaron al más allá. Hoy no hay un responsable.
@dect1608
@dect1608

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here