Se Recuperó de Enfermedad Mortal; Hospital de Pemex lo Desahució

Ahora la paraestatal se niega a reubicarlo

1120

Tampico, Tam.- La empresa Petróleos Mexicanos (Pemex), se niega a reubicar laboralmente al ingeniero Ignacio Villalobos Cisneros, sobreviviente de Cáncer quien había sido desahuciado por el personal médico del hospital regional de la paraestatal en Ciudad Madero, Tamaulipas.

Al trabajador de la refinería “Francisco I. Madero”, le fue diagnosticado en el 2015 un sarcoma maligno en la fosa nasal izquierda, que se extendió hacia el cuello y pulmón; el diagnóstico fue emitido por el oncólogo del servicio médico Pemex, Rubén Valle Chantack, debido a los tumores el pronóstico de supervivencia para Villalobos Cisneros era del uno por ciento; a su esposa y madre les dijeron que debían prepararse.

“Dijeron que yo iba a morir, pero me aferré a la vida, me aferré a la posibilidad de ser padre, me habían dicho que no iba a llegar a ver a mi hija a nacer”, relató Ignacio Villalobos Cisneros, ingeniero químico y Técnico en Urgencias Médicas (TUM) voluntario de la Cruz Roja Mexicana

A sus entonces 35 años de edad, Ignacio Villalobos optó por luchar por la vida, pese a que en el hospital de petróleos mexicanos no contaban con el equipo médico para sus valoraciones y tratamiento, eligió acudir al servicio particular, en total durante los tres años de curación tuvo 38 radiaciones y 16 quimioterapias, además valoración médica entre pública y privada en Ciudad Madero, Nuevo León y Ciudad de México.

“Poco a poco me fui dado cuenta que los pronósticos médicos iniciales fueron erradicándose con mi evolución; lo más importante que el 13 de octubre de 2016 el perito de Pemex Dr. David Roberto Cisneros Alemán, finalmente me dictaminó que yo no iba a sanar, qué mi tratamiento era paliativo”, pero el ingeniero Villalobos, en aquel tiempo padre de una niña de cuatro meses de nacida, lejos de desanimarse, seis días después estaba corriendo una carrera atlética, y desde entonces enfrenta no solo las secuelas menores del Cáncer, sino también, el comportamiento deshumanizado de los doctores de Pemex, y del área de receso humanos de la paraestatal pues debido al dictamen médico perdió sus derechos laborales y no percibe salario desde el 14 de febrero de 2017, llevando a la catástrofe su economía familiar, obligándolo a vivir pidiendo prestado entre familiares y amigos, la vida en el seno familiar ha sido más complicada en la actualidad que durante los peores momentos del tratamiento entre quimioterapias y radiaciones.

“Saber que ya no tienes cáncer es revivir, saber que ya no tenia células malignas es una nueva oportunidad; pero la guerra emocional, los intereses del hospital y el ego médico decidieron no reubicarme argumentando que aún estoy enfermo”, detalló.

A la fecha el ingeniero Ignacio Villalobos Cisneros, sigue bloqueado por las omisiones médicas y administrativas de Pemex, confiado que la Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS), resuelva a su favor la demanda laboral cotejada bajo el expediente 1063/2017 en la junta federal de conciliación y arbitraje, la cual está en desahogo de pruebas, esperando que el perito tercero emita su dictamen

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí